En vasos reutilizables se transforman los desechos de café que quedan como residuos

¿Alguna vez te has preguntado dónde van los desechos de café que usan las cafeterías? Luego de preparar un espresso, capuccino o americano, quedan los residuos del café en el filtro. Unas personas lo usa como compostera, mientras que otras optan por tirarlas a la basura. Sin embargo, Kaffeeform logró crear vasos reutilizables.

El café es denominado por muchos como un elixir de vida. Este grano está profundamente arraigado en muchas culturas y tiene el estatus de bebida más popular en el mundo. Su consumo global está aumentando constantemente, lo que significa que los posos de café y sus restos, también lo están.

Esta es la razón por la que la compañía alemana Kaffeeform ha creado una forma de reutilizar los granos de café que queda como residuos, para convertirlos en vasos reutilizables y ecológicos.

Creador

Su nombre es Julián Lechner, un joven alemán, quien preocupado por el destino final de muchos restos de café, ocupó su mente durante muchas noches, realizando estudios en Italia.

El consumo de varias tazas de café y sus ganas de crear algo completamente nuevo eran lo que lo mantenían despierto en busca de una alternativa que le diera un buen uso a estos desechos.

Tras experimentar durante tres años con este material, probar diferentes maneras de emplearlo, mantener pláticas con expertos y con científicos para idear algo que hacer con ello, Julian concluyó su obra maestra: Kaffeeform.

En 2015, Julian creó una taza con el tamaño ideal para tomar un espresso. Pero esto no le bastó, por lo que, en 2016, le dio la bienvenida a la familia a kaffeeform, la taza para capuccinos.

 

Materiales

Esta taza, hecha con los desechos de café, biopolímeros, almidón, celulosa, madera, resinas naturales, ceras y aceites, es un producto con cualidades únicas para utilizarlo una y otra vez.

En 2015, Julian creó una taza con el tamaño ideal para tomar un espresso. Pero esto no le bastó, por lo que, en 2016, le dio la bienvenida a la familia a kaffeeform, la taza para capuccinos.

Todas tienen un tono de madera marmoleada oscura, un ligero aroma a café, con altas cualidades de aislamiento de temperatura. Además, ligeras de peso, duraderas, libres de BPA, aptas para lavarse en lavavajillas y, lo mejor de todo, son biodegradables.

¿Cómo recolectan los desechos de café?

Un colectivo de mensajería en bicicleta reúne posos de café usados ​​de cafés y tostaderos seleccionados en Berlín y luego los lleva a un taller social. Allí, los secan y se conservan.

En pequeñas plantas en Alemania, el material se mezcla y se moldea en tazas de café. Una vez de vuelta en el taller social en Berlín, las tazas reciben su pulido final, se empaquetan y se envían a cafés, tiendas y clientes finales.

¿Dónde encontrarlas?

Las tazas de Kaffeeform se pueden adquirir en Europa, en países como: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, República Checa, Dinamarca, Inglaterra, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, España y Suiza. Por el momento, no realiza envíos a otros países, pero ya tiene planes de expansión.

 

⇒ Con información de Genial Guru, Portal Ambiental y Kaffeeform

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.