Joven convierte basura en materiales de construcción para su comunidad

Edgar Edmund, es un joven que se dedica a crear materiales de construcción a un precio accesible y de alta calidad a partir de basura.

Historia

A sus 15 años, Edgar Edmund presenció cómo las inundaciones arrasaban más de 700 casas de adobe, sobretodo en las aldeas pobres de Dar Es Salaam, Tanzania.

En esta ciudad existe una gran demanda de productos económicos y resistentes que puedan facilitar a muchas personas a tener sus propias casas, pese a sus bajos ingresos. Esta es la principal razón que motivó a Edmund a fundar Green Venture Recycles, desarrollando materiales de construcción baratos y resistentes, como ladrillos, tejas, bloques y madera plástica utilizando desechos plásticos.

Proyecto

El inicio del proyecto se dio en el 2015 con un capital de 20 dólares en Arusha, Tanzania. El joven tenía como propósito construir estructuras duraderas que puedan resistir un aguacero. Su investigación lo llevó a explorar la conversión de desechos plásticos en materiales de construcción.

Desarrolló un prototipo de sus materiales de construcción recolectando desechos plásticos de las calles de la ciudad para sus primeras pruebas. Dado que la fusión del plástico genera gases tóxicos como dioxinas y furanos. También diseñó un filtro para capturar estas sustancias y logró un proceso de producción sostenible.

Actualmente, sus productos incluyen ladrillos de plástico que son más duraderos y económicos en comparación con los bloques normales de arena y cemento; la madera plástica se puede utilizar para reemplazar la madera tanto en la construcción como en la creación de muebles; y tejas de plástico recicladas para techos que son resistentes al agua, no permiten el crecimiento de moho y son fáciles de limpiar.

Combatir la contaminación

Además de transformar estos residuos en materiales de construcción, parte de su misión era también combatir la contaminación ambiental.

Desde 2015, han podido reciclar más de 60 toneladas de plástico en productos de construcción inteligentes, asequibles y sostenibles, como tejas y bloques de ladrillos, y crearon hasta 120 puestos de trabajo. Además, han capacitado a más de 4000 estudiantes en campañas ambientales en escuelas de Arusha, Tanzania.

La iniciativa ha ido creciendo en el transcurso de los últimos 3 años y planea expandirse a diferentes lugares.

 

⇒ Con información de Inspimundo y Noticias Ambientales 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.