Realiza este ritual para recibir con amor, alegría y armonía al Ángel de la Navidad

 

La Navidad se la conoce en sus diferentes nombres como Nadal, Natividad, Advenimiento, Epifanía, Nochebuena, siendo una época bellísima que tiene la virtud de poner la alegría en cada día que se acerca la celebración del nacimiento del niño Jesús, hermanando corazones y reuniendo familias y amigos en esta época de importante celebración.

El origen del Ángel de la Navidad surge cuando hace más de 2000 años, un 21 de diciembre, una luminosa esfera de luz guía a los tres reyes magos para que encuentren al niño Jesús que había nacido. Esta intensa luz guía es el Ángel de la Navidad.

Es concebido no como una persona de carne y hueso, a pesar de que la leyenda así lo describe, sino como una energía que viene desde el centro del sistema estelar y que llega año tras año para repartir, más que cosas materiales, aquello de lo cual los seres humanos no pueden prescindir: paz, amor, armonía y alegría.

Es el ángel que acompañó al Arcángel Gabriel para anunciar la llegada del Salvador al mundo; es el ángel que se quedó en aquellos días para cuidar y guiar a los pastores hasta donde se encontraba el pequeño pesebre donde se encontraba acostado entre pajas el Mesías; también es el ángel que llevó la buena nueva a los Reyes de oriente y con su luz los guió hasta el lugar.

Todos los 21 de Diciembre el Ángel de la Navidad vuelve para guiar e iluminar los pesebres de todos los hogares, es el espíritu de la Navidad que se percibe en el ambiente de una casa, en la calle, en las miradas llenas de ilusión de los niños.

Se acostumbra a invitar al Ángel tres días antes de la Noche Buena (24 de Diciembre).

 

Cosas que vas a necesitar:

 

  • 3 Velas doradas
  • Papel amarillo
  • Bolígrafo dorado
  • 2 recipientes donde coloques arroz y agua
  • Dulces o panes para ser obsequidados entre personas necesitadas
  • Incienso en grano (que le puedes añadir perfumes de flores o frutas)
  • 3 varillas de incienso (flores o frutas)
  • 1 campanita

 

 

La preparación de la casa:

En el aspecto espiritual se hace de la siguiente manera:

 

  • Debes limpiar y ordenar tu hogar, todo para que esté acorde y puedas recibir como se debe a este visitante.

 

  • Se compra incienso en grano de buena calidad y carbón vegetal. Se encienden al rojo, los carboncitos.

 

  • Luego, se colocan en un recipiente con mango y se le va echando de a poco el incienso, esto produce bastante humo de muy agradable fragancia. Hay quienes le agregan algunas sustancias con diferentes perfumes florales o frutales. Eso depende del gusto de cada uno, así como también pueden encender varillas de sahumerios con las fragancias citadas, como por ejemplo con olor a rosas, jazmín, manzana, limón, mandarina, naranjas, violetas, etc.

 

  • Es importante cuando el incienso comience a esparcirse, caminar por toda la casa llevando el recipiente con el incienso para que el humo penetre por todos los rincones del hogar, de la misma forma visualizas que mucha luz inunda cada instacia de tu casa y paralelamente debes ir tocando la campanita a fin de activar las energías que pueden encontrarse estancadas.

 

  • Luego debes abrir por unos minutos las puertas y ventanas para que salga todo el humo y las malas energías del interior. Una vez que el aire se ha limpiado puede volverse a cerrar nuevamente.

 

  • Por último debes preparar un sitio especial para poner los cuencos o recipientes con arroz y agua, también vas a colocar una vela dorada encendida y prenderás un palillo de incienso, de la misma forma pones en una cesta los panes o dulces para ser obsequiados… Mientras lo haces eleva la siguiente oración:

 

 

La oración es la siguiente:

Bienvenido seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad, llena con tu luz celestial cada rincón de este hogar. Bienvenido a esta morada portador de buenas nuevas, ilumina y guía a cada ser que en esta casa habita.

Bienvenido seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad. Gracias por traernos miles de bendiciones llenas de luz, amor y prosperidad.

Puedes repetir esta oración cuantas veces quieras mientras lo sientas… luego te sientas y en el papel amarillo escribe tres pedidos que deben tener este orden:

  • 1 pedido para el Planeta y la Humanidad
  • 1 pedido para tu entorno (familia y amigos)
  • 1 pedido personal

 

Una vez finalizadas tus peticiones debes doblar la hoja y ubicarla bajo el cuenco o recipiente que contiene el arroz…. Mientras lo haces repite lo siguiente:

 

 

Amado Ángel de la Navidad portador de bendiciones

Te pido a ti que todo lo solicitado y que vaya de acuerdo al orden divino sea realizado

Gracias te doy porque seguro estoy que todo ya ha sido concedido (afirmación)

Que así sea, que así es, que así será.

Amén

 

El día 22 vuelves a encender la vela dorada y el sahumerio, mientras meditas sobre los pedidos realizados. Visualízalos para que te sean concedidos.

El día 23 se encenderá la última vela dorada y el último sahumerio y en la vela quemas la hoja de tu pedido visualizando que está en forma de energía y se eleva poco a poco hacia el cielo… Una vez más agradeces porque tienes que estar seguro que todo se realizará.

Luego toma la cesta con los dulces y panes que puedas acompañar con víveres y artículos, y debes entregarlos a personas necesitadas o a una casa de donación para que sean distribuidos.

 

 

 

También te puede interesar: 16 ideas fáciles y sencillas para celebrar una Navidad sin caer en consumismo

Sorprende a todos con un delicioso turrón casero de chocolate ¡sin azúcar, harina, ni leche!

 

 

 

 

⇒ Con información de Armonía del Alma y Hermandad Blanca

 

 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.