Nemonte Nenquimo, mujer waorani, recibe el Nobel del Medio Ambiente

La líder waorani ecuatoriana, Nemonte Nenquimo recibió uno de los seis premios internacionales que la Fundación Goldman otorga cada año a los defensores del medio ambiente, por su contribución a la defensa de la naturaleza y los derechos ancestrales.

Nemonte lideró una campaña indígena y una acción legal que resultó en un fallo judicial que protegía 202.342 hectáreas de selva amazónica y el territorio Waorani de la extracción de petróleo. El liderazgo de esta mujer waorani y la demanda sentaron un precedente legal para los derechos indígenas en Ecuador, y otras tribus están siguiendo sus pasos para proteger extensiones adicionales de selva tropical de la extracción de petróleo.

Resistencia

Ese ha sido el objetivo común de la nacionalidad indígena Waorani de Ecuador que durante años le ha gritado al mundo que su territorio no está en venta y de esa forma se ha opuesto a las actividades extractivas en sus territorios amazónicos.

Hoy esa historia de resistencia indígena es visibilizada por la revista Time, al seleccionar a la líder waorani Nemonte Nenquimo como una de las 100 personas más influyentes del mundo en el 2020.

Labor

Nenquimo es presidenta de la organización Waorani de Pastaza CONCONAWEP y desde su posición ha empoderado a las mujeres de su comunidad y ayudado a organizar la lucha de los indígenas en contra de la extracción petrolera. De hecho, en 2019 el pueblo Waorani obtuvo la que consideran una gran victoria, cuando la Corte de Pastaza confirmó que los indígenas no fueron consultados en 2012 sobre el bloque petrolero 22 en su territorio ancestral. De esta manera se evitó la extracción de crudo en más de 180 000 hectáreas de bosque.

Guardianes de la selva amazónica

A pesar de su área relativamente pequeña, Ecuador es uno de los 10 países con mayor biodiversidad de la Tierra. Contiene selvas tropicales prístinas del Amazonas con una rica vida silvestre, ecosistemas complejos y poblaciones importantes de comunidades indígenas. Protectores de este territorio durante mucho tiempo, los Waorani son cazadores-recolectores tradicionales, organizados en pequeños asentamientos de clanes.

Se encuentran entre los pueblos contactados más recientemente —con los que llegaron los misioneros estadounidenses en 1958— y suman alrededor de 5,000 en la actualidad. El territorio Waorani se superpone con el Parque Nacional Yasuní, que, según el Smithsonian, “puede tener más especies de vida que en cualquier otro lugar del mundo”.

Explotación

Desde la década de 1960, la exploración petrolera, la tala y la construcción de carreteras han tenido un impacto desastroso en las selvas tropicales primarias de Ecuador, que ahora cubren menos del 15% de la masa terrestre del país. Las industrias extractivas han impulsado cada vez más la deforestación, los abusos de los derechos humanos, las crisis de salud pública (incluidos los picos en las tasas de cáncer, los defectos de nacimiento y los abortos espontáneos) y los impactos negativos en los territorios y culturas de los pueblos indígenas. Durante décadas, las compañías petroleras han arrojado desechos a los ríos locales y han contaminado tierras, mientras desplazan a los pueblos indígenas de sus tierras.

Hoy, el 80% de la población Waorani vive actualmente en una décima parte de sus tierras ancestrales originales.

En 2018, el Ministro de Hidrocarburos de Ecuador anunció una subasta de 16 nuevas concesiones petroleras, que cubren siete millones de acres de bosque primario del Amazonas, en un esfuerzo por atraer inversiones de compañías petroleras multinacionales, incluidas Exxon y Shell.

Las concesiones se ubicaron en las tierras tituladas de las naciones Waorani, Shuar, Achuar, Kichwa, Shiwiar, Andoa y Sápara, en violación directa de los derechos indígenas. Un área se superpone casi por completo con el territorio Waorani.

Una líder indígena

Ella utilizó estrategias antiguas y nuevas para preservar la tierra y la vida. Después de que el gobierno ecuatoriano anunciara las subastas de tierras, Nenquimo asumió un papel de liderazgo y comenzó a organizar las comunidades Waorani.

Realizó asambleas regionales y entrevistas con líderes de la aldea, ayudó a su gente a lanzar una campaña digital dirigida a inversores potenciales con el lema “Nuestra selva tropical no está a la venta” y encabezó una petición a la industria petrolera y al gobierno ecuatoriano que fue firmada por 378.000 personas de alrededor del mundo.

Al mismo tiempo, Nenquimo ayudó de manera proactiva a las comunidades a mantener su independencia de las donaciones de las compañías petroleras instalando sistemas de recolección de agua de lluvia y paneles solares y apoyando un negocio de producción de chocolate y cacao orgánico dirigido por mujeres. Ella jugó un papel clave en un proyecto de mapeo comunitario que trazó más de 500,000 acres de territorio Waorani, que abarca 16 comunidades.

Acciones

Nemonte Nenquimo también aseguró capacitación para que los jóvenes Waorani sean cineastas y documenten su trabajo, publicando poderosas imágenes y videos para la campaña, incluidas imágenes aéreas con drones de la selva tropical y el territorio Waorani.

En última instancia, esta mujer indígena ayudó a llevar el caso Waorani a los tribunales y fue el principal demandante en una demanda contra el gobierno ecuatoriano por violar el derecho de los Waorani al consentimiento libre, previo e informado.

En abril de 2019, los tribunales de Ecuador fallaron a favor de los waorani, fallo que fue confirmado en el tribunal de apelaciones en julio de ese año.

El liderazgo de Nenquimo ayudó a proteger 202.342 hectáreas de selva amazónica y territorio indígena de la extracción de petróleo. Ella hábilmente tendió un puente entre los mundos de los pueblos indígenas y la sociedad occidental, reuniendo a ancianos y jóvenes, y uniendo distintas tribus indígenas que alguna vez estuvieron divididas.

La victoria legal sienta un precedente legal para los derechos indígenas en Ecuador, impulsando a otras tribus a seguir el ejemplo de su pueblo.

 

⇒ Con información de Inspimundo y Mongabay 

 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.