Quién es el francés que cultiva variedades de tomates sin pesticidas y con poca agua

Su nombre es Pascal Poot de 52 años, es hijo de campesinos y autodidacta. Ha inventado un método para cultivar 400 variedades de tomates sin pesticidas, casi sin agua, agrotóxicos, ni fertilizantes.

Labor

Pascal es un revolucionario y actúa como tal. Es productor de semillas orgánicas desde hace 20 años en sus tres hectáreas de la región de Herault, Francia. Allí, el clima es muy seco y el terreno rocoso, pero a pesar de las condiciones adversas ha conseguido que cada planta produzca alrededor de 25 kilos de tomates.

Considerado durante mucho tiempo como un dulce soñador, este agricultor algo especial, ahora atrae a muchos científicos que estudian su método de cultivo con la mayor atención.

Poot colabora en investigadores agrícolas universitarias. Descubre cuál es su método para cultivar tomates.

Método de cultivo

“Todo el mundo cultiva sus verduras y hortalizas protegiéndolas lo más posible; yo las induzco a que se defiendan por sí mismas”

“Empecé a plantar tomates en este campo lleno de piedras hace 20 años y no había ni una gota de agua.”

“Muchas de las plantas que ahora llaman ”malas hierbas“ se comían en la edad media, siempre he pensado que si hoy en día son tan resistentes es precisamente porque nadie las cuidó y se hicieron cada vez mas resistentes generación a generación.

Crea sus propias semillas resistentes a sequías y enfermedades, su método le permite obtener rendimientos mayores que la agricultura tradicional.

Método de observación

Basado en esta observación, Pascal comenzó sembrando tomates en su tierra y dejando que la naturaleza hiciera su parte. En el primer año, fueron pocos y muy pequeños, pero sin embargo cosechó semillas endurecidas por éstas difíciles condiciones.

En el segundo año, las semillas cosechadas resultaron ser aún más fuertes que el año anterior, poseyendo toda la herencia genética en ellas para producir plantas sanas y vigorosas listas para dar una cosecha abundante en este ambiente difícil el año siguiente.

El resultado fue sorprendente para los vecinos que luego lo tomaron por tonto: vigorosas y libres de enfermedades, las plantas produjeron hasta 25 kg de tomates cada una, todo sin riego ni tratamiento.

Opiniones equivocadas

“Al principio la gente creía que estaba loco ya que los tomates eran ridículamente pequeños, mis vecinos me tomaban por loco porque guardaba sus semillas, pero con el paso de los años mis vecinos se dieron cuenta de que con esas semillas yo obtenía cada año más tomates que ellos y mis plantas no enfermaban; así que empezó el boca a boca y varios investigadores empezaron a visitarme”.

Una porción de sus semillas es vendida en forma ilegal, ya que no han sido registradas en el Catálogo Oficial de Variedades de Especies Vegetales, La ley le prohíbe la legalización de las semillas ya que “todas las semillas, o la mayoría de ellas, fueron adquiridas por multinacionales que crean productos fitosanitarios y fertilizantes, por lo que están interesados en que las plantas necesiten esos tratamientos para vender sus productos”.

Pascal cosecha semillas que dan lugar a plantas resistentes cuyos padres produjeron un cambio genético.

¡Tomates sin pesticidas, una excelente para tu salud y la del planeta!

 

 

⇒ Con información de Inspimundo y Eco inventos



Cart
  • No products in the cart.