5 prácticas para empezar tu día de forma positiva

Suena el despertador, y lo primero que hacemos es buscar el celular, mirar el correo electrónico, los mensajes y las noticias, este mal hábito tan expandido actualmente, hace que lo primero con lo que nos conectemos en la mañana, sea algo externo, que muchas veces nos genera tensión y negatividad; sin la conciencia de que el inicio del día es un momento crucial que determina la energía con la que afrontaremos el resto de circunstancias que se nos presenten. Aquí te presentamos cinco prácticas para empezar tu día de forma positiva.


Es clave incorporar ciertas prácticas que permitan una conexión con el ser interno y nos empoderen al empezar el día.

Aquí se proponen cinco prácticas que podrías incorporar en tu rutina diaria y así activar una energía positiva cada mañana para tener un día más consciente, productivo y feliz.

Agradecer

Lo primero que puedes hacer al abrir tus ojos es sentir gratitud por el privilegio que tienes ese día de despertar con vida, de poder respirar, pensar, disfrutar, amar.

Cuando la gratitud se convierte en un hábito en la vida, tu estado interno será magnético y atraerás constantemente bendiciones.

El agradecimiento es una de las frecuencias vibratorias más elevadas. Así que agradece, agradece, agradece….!

Meditar

Cuando meditas, el contenido de tu mente se purifica. Es la mejor manera de aclarar y limpiar la negatividad y la preocupación con la que muchas veces nos despertamos en la mañana.

En la noche nuestro subconciente e inconsciente elaboran y procesan las situaciones más importantes de nuestro día, por tanto al levantarnos en la mañana este contenido aún está muy presente, y la meditación ayuda en este proceso, aportando mayor claridad mental y salud emocional.

Siéntate de 10 a 20 minutos en la mañana a conectar con tu ser, recuerda que la meditación es una medicina para tu mente.

Escribir

Al levantarte y escribir, ayudas a tu cerebro a que haga una transición más efectiva del estado de sueño al de vigilia, y del estado de relajación profunda en el que te encuentras al dormir, al estado de atención alta. Por tanto, es una manera efectiva de activar tu enfoque.

Se recomienda practicar la escritura manual ya que la actividad neuronal de tu cerebro se incrementa, aumentando tu capacidad de resolver problemas.

Escribe acerca de los propósitos de ese día, ideas creativas a situaciones que necesitas afrontar, esto te ayudará a ordenar tus ideas y a enfocarte, activando la productividad y la atención durante tu día.

Orar

Invoca una oración en la que te abres a recibir las bendiciones, la protección y la asistencia divina. Es muy importante el acto de alinearse con el universo y la divinidad.

Un par de minutos en donde cierras tus ojos y llevas tu intención a establecer esta conexión con el todo, cambiará la forma en la que vas a afrontar los retos de ese día, dándote la confianza necesaria para mirar las circunstancias de manera calmada y ecuánime.

Afirmar

Lo que te dices a ti mismo, impacta y crea tu realidad. Las afirmaciones se construyen en el momento presente, en positivo, con un contenido consciente y amoroso.

Se recomienda hacerlas en voz alta y repetirlas varias veces. Algunas de las afirmaciones que puedes usar son:

¨Estoy saludable, agradezco la abundancia que llega hacia mí, estoy alineado con el universo, me abro a recibir todo lo maravilloso que este día tiene para mí¨.

Repetir afirmaciones es un recordatorio poderoso de la positividad y el potencial de la vida, que te dejará motivado y entusiasmado para el día.

Alexandra Molina
Últimas entradas de Alexandra Molina (ver todo)


Cart
  • No products in the cart.