Qué es la verdadera espiritualidad

La espiritualidad es un aspecto esencial del ser humano. Es llevar una vida interior, algo que no es mente y cuerpo sino espíritu. No se trata de religión, es un proceso donde las personas buscan la trascendencia, un viaje al interior.

Alguna vez te has preguntado… ¿qué es la verdadera espiritualidad?

⇒ Espiritualidad es mirar a tu vecino y comprender que su mal humor es causa de su dolor, y no sentirte ofendido. Espiritualidad es que las cosas no salgan como tú deseas y aceptar que así ha de ser para tu aprendizaje.

⇒ Espiritualidad es hacerte responsable de tus circunstancias, es no creerte la víctima, es no culpar a nadie de lo que te sucede.

⇒ Espiritualidad es vivir en la alegría, o en el silencio, o en el bullicio, o en la tormenta, o en la luz, o en la oscuridad, vivir lo que la vida te propone, sin pretender que sea otra cosa.

⇒ Espiritualidad es comprender que si te enfermas, no solo hay que atender los síntomas físicos, sino también ver que emociones no estás gestionando, y atender que lo que hace tu cuerpo es mandarte un mensaje.

⇒ Espiritualidad es caminar disfrutando de cada paso del camino, independientemente de lo que te suceda. Es atender las emociones sin identificarte con ellas. Es cuidar tus pensamientos y tus palabras. Es ser coherente y mantener la autenticidad en todos los ambientes y en todas las circunstancias.

⇒ Espiritualidad es abrazarlo todo. Es amar el mundo tal y como es, con todo lo que contiene. Sin juzgarlo, sin quejarte, sin poseer.

⇒ Espiritualidad es compartir, es estar en paz. Es dejar que cada uno viva como le plazca. Es comprender que nada es real y que a la vez, hay que ser impecables a la hora de jugar la partida de la vida.

 

¿De qué se trata?

Y no se trata de religión, ni de dogmas, no se trata de pecados, ni de creencias, ni del bien, ni del mal, no se trata de iglesias, ni de maestros, ni de normas. Se trata de lo que es cuando consigues parar y mirar hacia dentro, y te das cuenta de que no tendría sentido la vida, si solo fuéramos materia. Si solo estuviéramos aquí para pasar el rato. Si solo fuéramos un puñado de carne, de vísceras, de arterias. Si solo fuéramos un deseo atrapado en un cuerpo, sin un alma que anhela sentir de nuevo, el amor del que sin duda forma parte.

La espiritualidad es algo más profundo, es nuestro interior donde el reconocimiento va más allá de lo analítico. Con una verdadera espiritualidad encontramos el bienestar y satisfacción, dirigiéndonos a la paz interior. Al final del camino, la espiritualidad también tiene una parte de propósito y búsqueda de significado personal.

“Que tu negocio más importante sea conocerte a ti mismo… Lo cual constituye la lección más difícil de la vida” Miguel de Cervantes

 

⇒ Con información de Educamos en familia y La Espiritualidad

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.